Actualice su navegador. Algunas funciones de este sitio web no son compatibles con su versión actual.

Cerrar este mensaje

Bloomsbury Football es una organización benéfica de fútbol base con sede en Londres que trabaja con más de 5.000 jóvenes a la semana. Nuestro modelo de ayuda económica significa que no se rechaza a nadie, y atendemos a jóvenes de edades comprendidas entre los 18 meses y los 18 años. Todo el mundo es bienvenido, independientemente de su capacidad para pagar o jugar.

Bloomsbury Football llega a más de 5.000 jóvenes a la semana en 8 distritos de Londres. Nuestro objetivo es garantizar que todos los jóvenes puedan acceder a nuestras sesiones.

Nuestro modelo de ayuda financiera significa que no se rechaza a ningún jugador. El 60% de los jugadores de nuestro programa Foundation reciben becas del 80-100%.

Creemos que el lugar de las niñas está en el terreno de juego. Tenemos equipos femeninos en todos nuestros programas y actualmente participan 1.500 chicas a la semana en todo Londres.

En una encuesta, el 92% de los padres afirmaron que las sesiones de Bloomsbury Football habían tenido un efecto positivo en el bienestar mental de sus hijos.

NUESTROS PROGRAMAS

NUESTRA MISIÓN

Bloomsbury Football is changing the game for young people in London. We exist because the price of play is worsening social division in our capital city, and we’re tired of grassroots standards- the flat footballs and waterlogged pitches. Our mission is to ensure that every young person has the opportunity to experience the life-changing power of the beautiful game. With our financial assistance model, no young person will be turned away.

Mejora la salud mental y física

Jugar con Bloomsbury Football permite a los jóvenes acceder a los numerosos beneficios mentales y físicos de la actividad física regular, además de proporcionarles una red de apoyo al acogerlos en la familia Bloomsbury.

Comunidades más fuertes

Nuestro modelo de ayuda económica garantiza que ningún joven se quede sin jugar, y nuestras sesiones reúnen a jóvenes de orígenes muy diversos. De este modo se hace frente a la creciente división social de nuestra ciudad y se enseña a los jóvenes a jugar en equipo y a comunicarse con mayor eficacia.

Enseña habilidades para la vida

El fútbol es un reflejo del mundo en general: las lecciones que aprendemos en el campo se extienden más allá de las líneas laterales. Al presentar el deporte rey como un microcosmos de la sociedad, podemos enseñar a los jóvenes habilidades valiosas que les ayudarán a alcanzar sus metas a lo largo de la vida.